Innovación disruptiva: Aporte a tu empresa

10/10/2021

María Delgado

María Delgado

Share on facebook
Share on linkedin

Las empresas se han visto en la necesidad de recurrir a la innovación para poder diferenciarse de otras empresas. La innovación se puede aplicar en el mismo modelo de negocio, a los procesos, al mismo producto y en el marketing. Hay dos tipos de innovación: incremental y disruptiva. La incremental que emplea tecnología existente y un producto ya existente. Por el contrario, la disruptiva hace referencia a una innovación radical, que produce ruptura con los modelos habituales de negocio.

Innovación disruptiva

Para este tipo de innovación se tiene que replantear el producto o el servicio asignarle un cambio que no es conocido con anterioridad, una idea nueva, una ruptura en el modelo de negocio actual.

Mientras que unas empresas realizan mejoras en sus productos y servicios, otras empresas, deciden enfocarse en ideas novedosas, que ayuden con la satisfacción de los clientes más exigentes y la atracción de nuevos clientes, con proyección de nuevos negocios.

Este tipo de innovación es usada por los emprendedores que ven oportunidades en el mercado que empresas con experiencia no ven. Un ejemplo de idea disruptiva es la de Steve Jobs, creador de Apple.

Estrategia disruptiva

Tener ideas disruptivas es bueno para la empresa, pero lo más importante es tener estrategias disruptivas para fortalecerlas. La estrategia disruptiva promueve el desarrollo de un producto o servicio que le permite a la empresa establecer un nuevo mercado. Y es que cuando hay nuevas oportunidades en el mercado y cuando la situación tiene más desafíos ahí interviene una estrategia disruptiva.

Recomendaciones para tener estrategias disruptivas

  • Definir temas generales
  • No considerar experiencias ni anteriores soluciones
  • Establecer relaciones sólidas
  • Experimentar, promover interacción

Ejemplos de ideas disruptivas

  • Crear nueva demanda
  • Evaluar los costos y tratar de eliminarlos
  • Predominar entre tus competencias y volverlas irrelevantes
  • Modificar el comportamiento de la demanda

Si deseas mejora en tu organización te podemos asesorar Aquí

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin