Sistema HACCP y sus beneficios

31/05/2021

Majo Arguedas

Majo Arguedas

Share on facebook
Share on linkedin

A lo largo de los años, la higiene de los productos alimenticios viene exigiendo una mayor responsabilidad en la gestión de la inocuidad alimentaria. De esta manera, la protección a los consumidores frente a los peligros asociados al consumo es una prioridad para las empresas del rubro. Frente a esta problemática, existe el sistema HACCP que permite garantizar la seguridad de los alimentos ante los cambios en los distintos procesos y contextos. Por ello, en el presente artículo se detallará el concepto del sistema HACCP y sus beneficios.

Sistema HACCP y sus beneficios

¿Qué es HACCP?

HACCP es un sistema de análisis de peligros y puntos críticos de control que permite identificar, evaluar y controlar peligros contra la inocuidad de alimentos. Los distintos hábitos de consumo de las personas han elevado la exigencia del mercado en el establecimiento de requisitos para el consumo de alimentos. Por tanto, el Plan HACCP es una herramienta de prevención para la inocuidad alimentaria, que trae consigo una serie de beneficios para organizaciones y consumidores.

¿Cuáles son los beneficios de la aplicación del HACCP?

Flexibilidad

El sistema HACPP permite ajustarse a cambios, tales como, diseño de nuevos equipos, modificación en los procesos de elaboración o los nuevos avances tecnológicos de la industria. Si una empresa cuenta con procedimientos estandarizados o alguna metodología de gestión establecida, el sistema sugiere la incorporación de los procedimientos de calidad al HACPP. Por ejemplo, muchas organizaciones con las nuevas reglamentaciones sanitarias por la pandemia han interiorizado nuevos puntos o actualizaciones en el plan actual.

Garantizar la inocuidad alimentaria

El fin del HACCP es la inocuidad, este sistema se basa en la prevención y se debe aplicar en toda la cadena alimentaria. Dicha aplicación abarca desde el cultivo, cosecha, transformación, elaboración hasta la distribución de alimentos para el consumo. Así mismo, contribuye al uso eficaz de los recursos y revela la capacidad de la organización para asegurar que los productos son inocuos e higiénicos.

Al respecto, cabe destacar que, los países que importan alimentos imponen una serie de condiciones cada vez más exigentes a las industrias del rubro. Tal como, distintos tipos de certificaciones con el fin de asegurar la garantía y confiabilidad de los alimentos comprados.

Controlar los puntos críticos en la manipulación de alimentos

El sistema busca controlar los puntos críticos con la finalidad de lograr el cumplimiento de las barreras de inocuidad. De modo que, se inicie con la identificación y análisis de los procesos para determinar en cuál de ellos existe un potencial peligro de contaminación. Así mismo, los puntos críticos señalados permitirán establecer un mayor control y asegurar la seguridad alimentaria.

En conclusión, el mercado es cada vez más exigente y las empresas de la industria alimentaria deben cumplir los requisitos para asegurar la inocuidad alimentaria. De esta manera, el sistema HACCP brinda un panorama global ya que identifica, analiza y controla los distintos peligros físicos, químicos y biológicos desde la materia prima hasta el producto terminado. Además, brinda beneficios para las organizaciones y consumidores y permite crear un valor diferencial sobre la higiene de alimentos.

Calidar a través de la incorporación de diferentes y modernas técnicas permitirán llevar a cabo un proceso exitoso de Certificación ISO, si desea contacte aquí

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin