Estadísticas de fraude en empresas del Perú

22/01/2021

admin

admin

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin

A lo largo de los años, las personas han sido víctimas de engaños, falsedades o mentiras que generaron impactos en distintos aspectos de su vida. En este artículo brindaremos información de estadísticas de fraude en empresas del Perú.

En la actualidad, a ello se le denomina fraude y es un delito tipificado en el código penal del estado.

Llevándolo al entorno empresarial, las estadísticas de fraude en empresas del Perú, según el reporte bianual Global Economic Crime and Fraud Survey (GECFS) 2020 de PwC (consúltalo aquí), indican que más del 40% de empresas peruanas fueron parte de este tipo de hechos.

El fraude es un acto típico que ha provocado un detrimento o disminución de los bienes de distintas empresas. Todo ello ha conllevado que los empresarios de distintos sectores y países tomen decisiones con el fin de gestionar el riesgo.

El fraude es el delito más creativo y prácticamente imposible de evitar, entre ellos: corrupción, soborno, robo (apropiación ilícita) y falsedad de la información. Puede ocurrir internamente con los trabajadores de la empresa, manipulación de sistemas y procesos; como también de manera externa con los proveedores, clientes, etc. 

¿Cómo afectan los delitos económicos en las empresas peruanas?

Las estadísticas de fraude en empresas del Perú demuestran que estos hechos han incrementado y de distintas modalidades. Mucho de estos han sido denunciados como otros no. Según GECFS 2018, el 55% de las empresas encuestadas afirman haber detectado un fraude, teniendo como delitos más cometidos la apropiación ilícita, fraude cometido por el consumidor, soborno y corrupción, fraude de compras con un 60%, 34%, 32% y 30% respectivamente. Así mismo, se resalta que hay un 3% de empresas peruanas que desconocen la ejecución de fraudes en sus organizaciones, lo que refleja la ausencia de control y monitoreo sobre sus procesos y operaciones del negocio.

La actitud frente al fraude debería ser reactiva. Sin embargo, muchas empresas deciden no hacer frente a estas situaciones ya que las consecuencias podrían perjudicar su imagen organizacional.

¿Cuáles son las modalidades de fraude?

Existen distintas modalidades que se utilizan para el fraude, se listan los siguientes:

  • Malware
  • Phishing
  • Escaneo de red
  • Ataques usando fuerza bruta
  • Ataque de intermediario
  • Otros

La coyuntura tecnológica ha permitido que la mayoría de procesos se automaticen a través de sistemas y estos sean vulnerables. 

Si seguimos revisando estadísticas de fraude en empresas del Perú el estudio muestra que solo el 16% de empresas peruanas fueron víctimas de un cibercrimen; sin embargo, a nivel global es considerado como el segundo mayor tipo de delito cometido con un 31%. Del mismo modo, dentro del campo de modalidades más usadas para cometer fraude, el malware alcanza un 29% a nivel nacional y un 36% a nivel mundial, siendo considerado el método más utilizado para este tipo de delitos. También, tenemos al Phishing, que es el delito para engañar a personas y compartan información confidencial como contraseñas y números de tarjetas de crédito a través de la red, como el segundo método más utilizado tanto a nivel local (24%) y mundial (33%). 

Se infiere del estudio que la ciberseguridad será una las crecientes tendencias para las distintas organizaciones, puesto que bajo las circunstancias de confinamiento en la que hoy nos encontramos, las empresas están migrando al uso de las tecnologías de la información.

Personas que realizan el soborno según su posición en la empresa

Según el estudio realizado por la OCDE, los mayores hechos de soborno en una organización provienen principalmente de los empleados, seguidos de los funcionarios/ejecutivos en un 41% y 22% respectivamente. Así mismo, en una menor proporción (9%) se reciben denuncias por parte de un agente tercero o intermediario, tales como proveedores o clientes. Independiente del tamaño de empresa con la que se cuente, cualquier proceso interno (compras, ventas, etc.) de una organización puede convertirse en un elemento crítico si no se controla.

Tanto en Perú como a nivel mundial se observa que la plana gerencial media y junior son considerados con más del 40% de confirmación como agentes causantes de soborno dentro de una organización. Por ello, la actuación contundente e inmediata por parte de la empresa es la mejor medida preventiva ante una situación de fraude interno.

Norma ISO 37001: Sistema de Gestión Antisoborno

En Perú, el 23% de delitos económicos fue descubierto gracias a una línea de denuncias, mientras que un 18% se encontró en auditorías internas. Ante esta problemática, la ISO 37001 nace como una alternativa que permite fortalecer las estrategias organizacionales frente al fraude.

Esta norma internacional incluye liderazgo de la dirección, formación, evaluación de riesgos, controles en los procesos, auditorías e investigación. Evidentemente no se puede garantizar la erradicación de fraudes en las organizaciones; sin embargo, sí se puede proporcionar sistemas y herramientas que permitan gestionar el riesgo y ayudar a las empresas a enfrentar cualquier eventualidad con eficacia.

De esa manera, CALIDAR CONSULTORES de acuerdo a su política de mejora continua en los sistemas de gestión de todas aquellas empresas que soliciten sus servicios, ayuda a implementar la ISO 37001 bajo una metodología de trabajo garantizada que le permita a las organizaciones elevar su estándar de calidad y generar beneficios en distintos campos de su organización.  Además si quieres conocer los beneficios que le traerá a tu organización la implementación de ISO 37001 te invitamos a que leas nuestro blog

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin